Erté, el mago milagroso

 

Hola y bienvenidos de vuelta a mi blog! En esta entrada voy a escribir sobre un artista que siempre me ha fascinado y que estoy segura, si no lo conocéis ya, os fascinará también a vosotros. En una de mis primeras entradas escribí sobre René Lalique porqué me encanta tanto su trabajo como el Art Nouveau en general. Ahora voy a contar la historia de Erté porqué de la misma manera me encanta tanto su trabajo como el Art Déco, aunque este artista (y su obra) tiene una larga historia de casi ochenta años!
Desde el principio de su carrera, que empezó en 1912 cuando tenía tan solo 19 años, Romain de Tirtoff, el artista ruso que decidió firmarse Erté por la pronunciación francés de sus iniciales, fue considerado como un “mago milagroso” por sus espectaculares creaciones de moda. Cuando murió, en 1990, Erté estaba considerado como una de las personalidades más influyentes del XX siglo en el campo de la moda, del espectáculo y del diseño cuyas obras eran presentes en los principales museos y colecciones privadas de todo el mundo.

Erté Romain de Tirtoff
Hijo del General Piotr Tirtoff, Romain nació el 23 de Noviembre de 1892 en San Petersburgo. Según las intenciones de su padre, el joven Romain tenía que seguir la tradición de familia y empezar a trabajar para el estado. Afortunadamente el chico decidió interesarse al arte. Sus visitas al Hermitage dejaron para siempre una huella en su trabajo. Después de su licenciatura, en 1912 se fue vivir en París donde empezó trabajando como ilustrador para una revista rusa y, poco después, fue contratado por Paul PoiretPaul Poiret en su estudio 1930 circaDibujo de Erté para la maison PoiretEste periodo fue crucial para el desarrollo de su sensibilidad hacía la moda y la ilustración. Además de su normal trabajo en la empresa, Erté colaboraba con el costurero en la creación de exuberantes disfraces usados para los populares bailes de disfraces de la época. Todo esto terminó con el estallido de la primera guerra mundial y en agosto de 1914 Poiret cerró su maison. Erté entonces quiso buscar nuevas oportunidades en Estados Unidos y decidió que tenía que ser una revista de moda la que podía solucionar sus problemas. Dibujó una portada apta para el publico estadounidense y tiró una moneda para decidir si el dibujo tenía que ser enviado a Vogue o Harper’s Bazar. Esta ultima ganó la apuesta y seis meses después su interpretación de Sheherazade apareció en la portada de la revista.

Erté primera portada para Harper's Bazar 1915

Empezaron así 22 años de colaboraciones durante los cuales sus portadas e ilustraciones en Harper’s Bazar se hicieron famosas.

Esté portada Harper's Bazar 1924  Esté portada Harper's Bazar 1928

En estos años también fue contratado por el diseñador de vestuario Max Weldy. El atelier de Weldy producía el vestuario para las mayores producciones teatrales como las de París, Barcelona o Nueva York. También la recién nacida industria cinematográfica estadounidense se fijó en el trabajo de Erté y el mismo Louis B. Meyer, jefe de Metro Goldwyn Meyer, le ofreció su primer verdadero trabajo en 1925 y Erté se mudó a Hollywood donde trabajó en muchas películas entre las cuales Ben Hur y La Bohème.

Ben Hur 1925 MGM Ben Hur 1925 MGM

 

Después de un año y medio en Hollywood el artista se declaró notablemente desilusionado de la monótona vida en Los Ángeles, rechazó firmar un nuevo contrato con MGM y volvió a vivir en París para retomar su trabajo como diseñador para revistas.

Erté & The Mystic costume 1925En los años 30 y 40 seguía trabajando en Europa para revistas y teatros pero llegó entonces la segunda guerra mundial y el trabajo empezó a escasear. Teniendo mas tiempo libre retomó y terminó Alfabeto, un proyecto grafico empezado en 1927 que años más tarde se convirtió también en una serie de broches.
Esté proyecto grafico ALFABETO  Erté broches serie ALFABETO

Entre los años 50 y 60 su trabajo estuvo a punto de ser olvidado por empresarios y directores de teatro porque tenían la idea de pertenecía a otra época. El encuentro en 1966 con el galerista londinense Eric Estorick cambió la vida de Erté definitivamente. Las obras de Erté, entre las cuales estaban también piezas de escultura y joyería, sus nuevas pasiones, se expusieron entonces en mas de una ocasión en la Grosvenor Gallery de Estorick en Londres y en cada ocasión se consiguió vender todo.

Erté joyería broche Plume 1988-1990  Erté broche Beloved IV 1988-1990  Erté joyería collar La Sofisticación

Erté nombró a Estorick como su representante exclusivo y empezaron así una colaboración de casi 25 años que llevó la obra de Erté a importantes museos entre los cuales el Metropolitan de Nueva York. Con 96 años el artista seguía trabajando para obras de teatro en Broadway.
Sus diseños han inspirado y siguen siendo fuente de inspiración para muchos. Espero que lo sean para vosotros tanto cuanto lo son para mi!
¿Saldrá de mi taller una nueva colección inspirada por la obra de este gran maestro? Nunca se sabe… estar atentos! ☺

%d bloggers like this: